Historia

Carnes Filo puede presumir de ser una de las empresas cárnicas de mayor tradición en Valencia, los orígenes de esta histórica firma valenciana se remontan al siglo XIX, aunque en la actualidad quedan muy escasos testimonios de aquella época.

Inicio Carnes Filo

Jesús Pérez, bisabuelo del actual gerente de la firma, Ernesto Vilar, ya en el siglo XIX contaba con una carnicería en la calle Don Juan de Austria, justamente dónde hoy se encuentra el Banco de Valencia. Precisamente con la construcción de ese edificio se ve obligado a trasladarse al Mercado Central de Valencia a un puesto dentro del mismo.

Años más tarde, un nuevo salto, ahora a la plaza del Barón de Cortes, en el primer emplazamiento del Mercado de Ruzafa (el antiguo), en la misma plaza. Jesús Pérez fue el primer presidente de la Cooperativa de Carniceros de Valencia, hoy Gremio de Carniceros. Jesús tuvo siete hijos, aunque su primogénita, Filo Pérez, fue la única que siguió el oficio paterno y es la que da su actual nombre a la firma.

EL ORIGEN DE CARNES FILO

Filo Pérez, abuela de Ernesto, queda huérfana de padre y madre con 13 años.Empieza a vender en el llamado Mercado Nuevo que todavía es el anterior al actual. Con 13 años entró de titular de un puesto dentro del mercado. Se casa y tiene dos hijos: Manuel y Ernesto, y se dedica a ayudar a su marido en la sastrería, sin dejar de ejercer como carnicera. El negocio de coser no funciona bien y el abuelo de Ernesto se hace mayorista de carnes en el Matadero Municipal de Valencia que sería su negocio hasta su jubilación.

Mercado de Ruzafa

EL PRIMER ERNESTO VILAR

Pasa la guerra y en 1943 nace Ernesto Vilar, padre del actual gerente de Carnes Filo. A los 13 años empieza a aparecer por la carnicería ayudando a su madre. Entonces sacan a los vendedores del Mercado Nuevo a la calle para construir el actual Mercado de Ruzafa. En éste es dónde empieza la andadura de lo que hoy es Carnes Filo. Empiezan en el esquinero en un puesto de dos por dos metros lineales. Era el año 1960 y Ernesto Vilar contaba 17 años. Las dos paradas colindantes se quedan vacías, adquiriéndolas la familia.

Ernesto Vilar buscaba piso para casarse, pero tenía la inquietud de unir las tres paradas y hacer un mostrador frigorífico. A Filo esa idea no le gustaba y le llegó a decir que comprara el piso que quisiera sin mirar precio y que se olvidara del mostrador frigorífico. Ernesto no le hizo caso y puso el primer mostrador frigorífico de Ruzafa, diseñando el logo de Carnes Filo y dándole a la firma un toque muy vanguardista para la época.

Mostrador Frigorífico

ERNESTO VILAR JR.

En agosto de 1982, con 14 años recién cumplidos, después de tener una tremenda bronca con su tutor, comienza a trabajar en el negocio Ernesto Vilar hijo. Nunca fue buen estudiante, pero sí responsable, pues le gustaba madrugar y ayudar a sus padres en la carnicería. En esos años la abuela Filo estaba a punto de jubilarse. Poco a poco Ernesto Jr. empieza a interesarse por los embutidos regionales y toda clase de productos cárnicos y a conocer nuevas procedencias de carnes. De lunes a miércoles estaba en el obrador y de jueves a sábado en la venta al público.

En el año 1998 padre e hijo crean una nueva empresa para comercializar sus productos en grandes superficies, siendo pioneros en elaborar conservas de gourmet y teniendo como principal cliente la cadena PRYCA. Cuando empezaban a rentabilizar el negocio, llega la primera crisis de las vacas locas y les devuelven toda la producción de botes de conserva, rabo de toro, albóndigas caseras al foie, goulas de ternera, guisos, etc… todas basadas en la carne y la empresa da pérdidas, a las que hacen frente en pocos años.

Pero no hay quién pueda con el carácter emprendedor de ambos y en 2005 adquirieren una nave en el Polígono Mas de Tous en la Pobla de Vallbona, dónde hoy se encuentra la central de Carnes Filo. Disponen de maquinaria de última generación para la elaboración y envasado de productos cárnicos. En 2009 dejan de servir a grandes cuentas y otros carniceros para centrarse en su único punto de venta: EL PUESTO DEL MERCADO DE MI FAMILIA, el que les ha dado todo tipo de alegrías y en el que se han criado la abuela Filo, Ernesto Vilar padre y Ernesto Vilar hijo.

Puesto del Mercado

Siempre codo con codo y apoyándose los unos en los otros para dar la mejor calidad con el mejor precio e intentar ser la mejor carnicería de Valencia y ofrecer lo mejor de ellos a los clientes… pero sin perder el carácter emprendedor. Empezaron con las variedades de Hamburguesas, para las que seleccionamos las mejores carnes nacionales e internacionales, teniendo en la nave una cámara específica para maduración de las carnes (una de las únicas en Valencia).

Y la última apuesta de Filo, el querido Cava Filo en homenaje a todas las personas que confiaron en el actual gerente de la firma, Ernesto Vilar y ya no están con él. Ernesto señala orgulloso: “un día le dije a mi abuela que llevaría su nombre por todo el mundo. Sólo tenia que buscar el producto. Pues aquí está. Carnes Filo tiene previsto seguir luchando e innovando para ofrecer lo mejor a sus clientes”.

Nuevo Cava Filo